Hey, ¿Qué tal?

Esta es mi primera entrada en el nuevo blog, donde “hablaré” de las aventuras que vivimos en la oficina de Busto Brand.

¿Por qué? Pues al parecer hay gente que cree que soy poco hablador, que no es eso, es que directamente no hablo, pero que os voy a decir… es genético, los heredé de mis padres, aunque menos mal que no lo heredé todo,  ellos ni moverse podían, pero yo sí.

Mi idioma es el silencio y mi diálogo es  el arte.

Me ha costado dar el paso, pero es que esto de escribir no es lo mío, a mí dame papel y lápiz y te dibujo lo que me pidas, en serio para esto ¡Soy tu muñeco! pero lo de escribir ya os contaré como va…. A mi jefe le ha parecido una idea genial y la verdad me sabia mal decir que NO.

Pero qué coñ…*** ¡Si puedo ser la cara de una marca, puedo con todo!

La verdad es que llevamos un tiempo mejorando la página web de Busto, ha sido una matada, en serio, horas y horas de curro, no le veíamos final, no os llegáis a imaginar el trabajo que da que algo complicadísimo parezca fácil y no es por vacilar, ha quedo genial

Esta semana ya la hemos publicado, pero la cosa no acabó aquí, aquí hacemos de todo, y además de la página hemos lanzado un vídeo increíble, que seguro ya habéis visto y si no… ¡Ya tardáis!

Ha quedado impresionante, sin duda, aquí se demuestra porque soy la imagen de la marca.

He llegado para quedarme y cada semana, con un esfuerzo de la hos…***, escribiré una nueva entrada en mi bitácora, así os pongo al día de lo que vivo en la oficina semanalmente, voy a compartir mi viaje con vosotros.

Nos vamos “hablamos”, Busty.

Busty

Te gusta el artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest

Deja un comentario